Lee Jae-yong, heredero y número uno del grupo Samsung, la mayor multinacional de Corea del Sur, fue detenido hoy por su conexión con el caso de corrupción de la “Rasputina”, una amplia trama cuyo alcance legal continúa extendiéndose.

.

Lee, considerado uno de los hombres más ricos e influyentes del país asiático, fue arrestado este viernes 17 de febrero por orden de un tribunal acusado de soborno y otros delitos, en el marco del escándalo que causó la caída de la presidenta Park Geun-hye y que también salpica a la cúpula de las principales empresas del país.

.

El magnate había logrado eludir una anterior petición de detención de la fiscalía por falta de pruebas, aunque en esta ocasión el Tribunal del Distrito Central de Seúl ha ordenado su arresto al tener en cuenta los “nuevos cargos y evidencias adicionales” presentados, según el dictamen.

.

inmobiliaria

Edición digita

aire acondicionado
Buscas casa

Publicidad