Puno.  Mariano Mamani Morán (83), con lágrimas en los ojos contó que los muros de su vivienda colapsaron la noche del último lunes como consecuencia de las fuertes lluvias. Explicó que la paredes de su casa de dos pisos, de material rústico, empezaron a rajarse en la segunda semana de enero, cuando cayeron fuertes granizadas y constantes precipitaciones.
La casa está ubicada en la parcialidad Ojherani, del centro poblado de Ichu, kilómetro 9 y medio vía Puno – Desaguadero, a unos cincuenta metros del control de Aduanas.
El poblador José Cartagena, indicó que,el colapso del recinto se debió a las aguas pluviales estancadas en el pasaje de ingreso a las viviendas ubicadas en la parte alta del lugar. “No hay un canal por donde discurra toda el agua, al parecer este mismo líquido ha remojado el material, causando el colapsó de la casa”, dijo.
La gran cantidad de escombros, producto del desmoronamiento de los muros, quedaron en el pasaje (única vía para acceder a la parte alta de la parcialidad).
En el interior de la vivienda derrumbada, pudimos ver los muebles malogrados, los utensilios de cocina regados por todo el piso e incluso dentro del desmonte hubo un radio completamente aplastado.
El octogenario solicitó ayuda a las autoridades, pues las semanas de las fuertes precipitaciones también perdió otra habitación, la cual quedó en ruinas. “Al cuarto donde está viviendo ingresa el agua, está apunto de caerse…sus hijos viven en otras regiones, está solo don Mariano”, dijeron los pobladores.
Cabe indicar que la oficina de Defensa Civil de la comuna local asistió al anciano con algunos materiales (calaminas) y ropa de cama.

inmobiliaria

Edición digita

Publicidad