Puno. ¡Una pena! Un angelito de apenas 5 años, identificado como Edy Useca Castillo, se encuentra entre la vida y la muerte, en estado de coma, en el área de trauma shock del hospital regional Manuel Núñez Butrón de Puno. Los médicos le diagnosticaron Traumatismo Encéfalo Craneano (TEC) grave, diversos golpes en el cuerpo, hinchazón en la cabeza y en diferentes partes de su cuerpo, además deshidratación.
El pequeño Edy fue transferido desde el Hospital de Apoyo de Ilave, al promediar las 17:30 horas de ayer. Al momento de su ingreso al nosocomio regional, el padre, quien no quiso identificarse, contó al personal médico que su hijo sufrió una caída por las escaleras de su casa. Pero tras ser evaluado y revisado por el médico de turno, este indicó que los múltiples golpes, deshidratación y demás heridas no serían producto de una caída por las escaleras, sino una posible agresión.
De acuerdo a las primeras versiones del personal de salud, el niño habría sido víctima de agresión física por parte de su madrastra de quien hasta el cierre de la edición no supimos.
Antes de llegar a la ciudad de Puno, el papá de Edy habría manifestado que el niño se atoró con comida y cayó por las gradas de su casa en Ilave; pero al ingresar al hospital puneño entró en contradicciones.
Cabe recalcar que, para los galenos, las heridas que tiene el niño no son de una caída por las escaleras, sino de una golpiza con objeto contundente. Ante ese hecho el médico del nosocomio puneño solicitó la detención del padre quien inmediatamente fue trasladado a la Comisaría Central de Puno, para que confiese lo que realmente pasó con su hijo.
“Mi hijo la quería más a mi nueva pareja que a su propia madre”, murmuró, cuando se encontraba en la dependencia policial.

inmobiliaria

Edición digita

aire acondicionado
Buscas casa

Publicidad