Juliaca. Ayer fue publicada en el diario oficial El Peruano la declaratoria en estado de emergencia sanitaria a la ciudad de Juliaca por 60 días, por el inadecuado manejo de residuos sólidos. Esto significa que la norma entra en vigencia desde hoy.
Sobre el tema, el presidente del Comité de Defensa del Medio Ambiente y Gestión de Residuos Sólidos de San Román, Eliot Alarcón Apaza, señaló que la autoridad edil, Oswaldo Marín Quiro, ya tiene la herramienta legal para proceder a recoger los enormes montículos de basura de los diferentes puntos de la ciudad e iniciar las acciones de remediación de los suelos dañados por la acumulación de los desperdicios.
“El trabajo no termina con la recolección de la basura de las calles e ingresos a la ciudad de Juliaca, sino también se debe hacer acciones de remediación de los suelos dañados”, opinó Alarcón Apaza.
Respecto a la disposición final de los residuos, dijo que si la población de Chilla no quiere reabrir el botadero, la Municipalidad Provincial de San Román debe buscar un lugar adecuado. Recordó que desde la sociedad civil propusieron utilizar las áreas degradadas para la instalación de las celdas de emergencia. Estas zonas serían las pilas lixiviadas de Cojela y los cerros degradados por Cemento Sur en el distrito de Caracoto.

CHILLA EN ALERTA
Sobre la emisión de la Resolución Directoral N° 019-2017/DIGESA/SA que declara en emergencia sanitaria a Juliaca, el presidente de la urbanización Bella Copacabana, Claudio García Choqueluque, dijo que no permitirán la reapertura del botadero municipal que está clausurado desde el pasado 20 de enero.
“Lamentable esta resolución directoral emitida por la Dirección General de Salud Ambiental (Digesa), firmada por la señora Mirtha Rosario Trujillo Almandoz, es en forma direccionada y manipulada por los funcionarios del municipio y la autoridad regional. En el artículo 4 de la parte resolutiva indica la recolección de residuos sólidos (basura) de toda la ciudad debiendo ser conducido directamente hacia una infraestructura de residuos sólidos debidamente autorizada.
Chilla no tiene autorización alguna, Chilla es un vivero forestal convertido en botadero”, manifestó indignado el dirigente García Choqueluque.
“Con el pretexto de esta declaratoria de emergencia intentarán ingresar de grado o fuerza a Chilla”, alertó.

MUNICIPALIDAD
Entre tanto, la Municipalidad Provincial de San Román – Juliaca, liderada por Oswaldo Marín Quiro, aún no emite ningún pronunciamiento oficial, no obstante, el regidor oficialista, Nilton Apaza Granuele señaló que en mérito a la Resolución Directoral se tiene que buscar un lugar adecuado que tenga autorización. Asimismo se tiene que elaborar una plan de trabajo en 7 días.

El Abasto
La Joya

Edición digita

La Joya alteral