Secocha. La policía del Puesto de Auxilio Rápido Urasqui del centro minero de Secocha y de la comisaría rural Minas Ocoña rescataron de un prostíbulo a cuatro menores de edad que ejercían la profesión más antigua del mundo.

.
El golpe a la trata de personas se produjo el pasado fin de semana cuando los agentes del orden, al mando del comisario, Alférez César Rosales Chumpitaz, montaron el operativo Impacto 2017 en los diferentes bares y cantinas de Secocha.

.
FÉMINAS SON DE JULIACA

.
Los policías se adentraron al establecimiento La Casa Verde, ubicado en la calle Frontera S/N, administrado por Vanney Mey Palomino Huaranca (22).

.

En el interior los custodios hallaron pequeños cuartos de esteras, palos y cañas, con plástico en el techo y puertas de calamina. En uno de los ambientes se encontraban debajo de la cama y cubiertas con una frazada cuatro féminas.

.
Al momento de identificarlas, no contaban con DNI.

.

.

.
La primera de ellas se identificó como L.M.M. y dijo a los efectivos no tener a la mano su DNI. Pero tras buscar su nombre en el sistema, no figuraba como mayor de edad, terminando por confesar que apenas tenía 17 años.

.
Junto a ella también ubicaron a N.M.M. (16), R.Y.A.C. (17) y Y.M.A. (17). Todas ellas son naturales de Juliaca.

.

ESPERAN A SUS PADRES

.
.
De inmediato se comunicó del hecho a representantes del Ministerio Público. Las menores confesaron que atendían a los varones que iban a consumir cerveza, desde hace una semana, y que también vendían sus caricias a los parroquianos.

.
El fiscal Hugo de Romaña Velarde solicitó la retención de las menores para ahondar en las investigaciones y entregarlas a sus progenitores. Mientras que la administradora del local fue detenida y será investigada por el presunto delito contra la libertad personal, en la modalidad de trata de personas.

.

El Abasto
La Joya

Edición digita

La Joya alteral