Carabaya. El comunero, identificado como Luciano Suichiri, de 56 años, amaneció sepultado por la nevada en la jurisdicción del centro poblado de Quicho Azaroma, distrito de Ollachea. Junto a él también fue encontrado, aún con vida, su hijo menor de 7 años, quien lo acompañaba en la caminata que emprendieron por más 6 horas para sacar a pastar sus animales.

.
El hecho ocurrió luego de que se registrara una intensa nevada que duró varias horas, acompañada de lluvias y vientos.
Se presume que por el excesivo peso cedió el techo y terminó con la vida del padre de familia. Ayer los familiares y amistades le dieron cristiana sepultura.

vitplanet
inmobiliaria

Edición digita

aire acondicionado
Buscas casa

Publicidad