Puno. “La unión hace la fuerza”, reza un conocido refrán, y ello permitió que un caballo fuera rescatado cuando este casi muere atrapado en el fango a orillas del lago Titicaca.

.
Un periodista de espectáculos contó haber caminado por la avenida Sesquicentenario, a la altura de la Escuela de Posgrado cuando de pronto observó a tres caballos comiendo cerca de la orilla del lago. “Volví a mirar y ya solo habían dos, uno había desaparecido”, dijo. Cuando el hombre de prensa constató que un caballo estaba atrapado en el fango lleno de totoras, llamó a los bomberos y serenos.
Luego de algunos minutos, llegaron los hombres de rojo y los serenos. Ellos evaluaron la situación puesto que quedó prácticamente ‘enterrado’ y solo podía verse su cabeza y parte de su lomo.

.
Los rescatistas trajeron cuerdas, maderas y más personas para hacer fuerza. Habían transcurrido casi una hora y los primeros intentos por sacarlo del fango habían fallado. El caballo tiritaba de frío y la situación se tornó preocupante. Al rescate acudieron más serenos y bomberos, habían descubierto que el equino tenía el cuerpo recostado lo que complicaba aún más el trabajo de los rescatistas.

.
Más sogas rodeaban el vientre del animal y con toda la fuerza de los serenos y bomberos, lograron sacar al caballo. El équido fue motivado a caminar pues podría haberle dado algún calambre.

,.
Hasta el momento de su rescate, ninguna persona reclamó al mamífero como suyo. Pero según fuentes, el caballo habría sido abandonado por un ganadero ayavireño. La denodada labor de los hombres de rojo y azules fue reconocida.

inmobiliaria

Edición digita

Buscas casa
aire acondicionado

Publicidad