Cercado. Betzbeth León Cornejo (30), comerciante de oficio, denunció a la clínica San Juan de Dios por negligencia médica en la comisaría de Cayma, el miércoles pasado.
Aseguró que el 20 de noviembre de 2016 llevó a su hijo Álvaro, de un año y seis meses, a la clínica por un dolor en el estómago, mareos y vómitos constantes.

.

En el nosocomio le realizaron varias pruebas y le diagnosticaron un malestar viral. Lo mandaron a su casa con una receta médica de dieta blanda y medicamentos para controlar el dolor y su fiebre.

.
Luego de 5 días, la mujer regresó a la clínica pues el estado de salud de su bebé empeoraba.

.
SE SIENTE DISCRIMINADA

.
“Nuevamente me dicen que es algo viral, me puse fuerte e hice que al día siguiente lo hospitalizarán. Pero nadie me decía qué tenía”, contó Betzabeth.

.
Debido a problemas económicos, el hijo de Betzabeth fue internado en la clínica categorizado como “social”. La comerciante dijo sentirse discriminada.

.
Refirió que luego que 5 cirujanos rechazaron operar a su bebé, un médico se interesó en su caso y lo intervino quirúrgicamente.

.
Tras la operación se descubrió que había padecido de una apendicitis que desencadenó en una peritonitis.

.
Por su estado, estuvo un mes internado en cuidados intermedios.

.
NO LA ESCUCHARON

.
Betzabeth pidió que lo pongan en cuidados intensivos, pero su pedido no fue escuchado.

.
Durante el mes que estuvo internado, la salud del menor comenzó a deteriorarse.

.
Aseguró que solo las enfermeras y técnicas la apoyaron en su caso, pues los galenos demoraban en atenderla.

.
El 11 de diciembre, tras 3 operaciones, Álvaro, el menor de sus seis hijos, murió de un paro cardiaco y una infección generalizada en sus órganos internos. Ahora Betzabeth está convencida que su hijo murió por la peritonitis que no le detectaron a tiempo los galenos de la clínica.

.

vitplanet
inmobiliaria

Edición digita

Buscas casa
aire acondicionado

Publicidad