Juliaca. Luego de los problemas suscitados en el botadero de Chilla de la ciudad de Juliaca, inmediatamente se levantó la alerta en los diversos botaderos de las diferentes capitales de provincia de la región Puno.
“Desde el botadero de Chilla en Juliaca, el de Cancharani en Puno, el de Chanajilahuata en Azángaro y el botadero de la Apacheta en Ilave, todos ellos no tienen un manejo adecuado por parte de las autoridades locales”, dijo el entendido en temas de gestión municipal, Jesús Betancur Choque.

“Se tuvo que esperar el estallido de un conflicto social en Chilla para recién plantear proyectos para el adecuado tratamiento de los residuos sólidos. El problema de la basura no solo se da en Juliaca, sino también va darse en otras provincias”, agregó.

Precisa que esta situación es tarea de los gobiernos locales y de esta manera formular los perfiles de cada proyecto para las plantas de tratamiento, asimismo del Ministerio del Ambiente es el que debería de financiar su ejecución.
“Actualmente los gobiernos locales han sufrido grandes recortes presupuestales que incluso no podrán cumplir sus proyectos priorizados en los presupuestos participativos”, dijo muy preocupado.

Por otro lado, señaló que se necesita de una educación desde la población para ejecutar programas de sensibilización para hacer un manejo adecuando de los residuos sólidos, desde la casa. “Empecemos botando menos basura, reciclando lo que se pueda, dejemos de usar bolsas de plástico, no debemos de usar productos descartables. Nuestras autoridades deben de manejar responsablemente la basura, tal vez sea privatizar este servicio para su manejo eficiente”, opinó.

Yura

Edición digita

Canal Universal