Aquella tradición que años atrás se iniciaba con las tarkadas o pinkilladas, ahora se ha transformado en fiesta sin igual. El Carnaval de Juliaca no solo es el más prolongado del país sino el más fastuoso e imponente.
El diario Sin Fronteras forma parte de estas fiestas carnestolendas y lo hace con un amplio despliegue informativo. Como lo hemos hecho en estos tres años que formamos parte del pueblo altiplánico, nuestras páginas cubrieron la génesis, desde la tradicional Qashwa de San Sebastián, evento que marca el inicio de los carnavales.

Este matutino se identifica con cada una de estas expresiones culturales vividas en tierras calceteras, resaltando al chiñipilco y machu aycha, y a todo personaje canavalesco que da vida a las dos semanas de frenesí.
Juliaca, tierra bendita, una vez más da la bienvenida a miles de visitantes. Este suelo venerable se abre al mundo para brindar la majestuosidad de sus danzas, el candor de su música, y el colorido que se despilfarra en todos los eventos folclóricos.

Sin duda alguna, en Juliaca se vive el carnaval más extenso del Perú. La fiesta se inicia con el “Carnaval Chico” o Qashwa de San Sebastián el día 20 de enero y culmina hoy con la Gran Parada Folclórica.
El coraje y pujanza de este pueblo quedó demostrado el último sábado, cuando a pesar de la torrencial lluvia y densa granizada que asoló la Ciudad Calcetera, la fiesta continuó.
Sin Fronteras celebra y forma parte de esta fastuosidad, al lado de los ‘panza calas’ y ‘cogotudos’, de los calceteros y todo aquel que se siente y goza como verdadero juliaqueño.

Edición digita

Canal Universal