Alto de la Alianza. Tras participar en el pasacalle de carnaval la noche sábado, una bailarina fue interceptada por un delincuente y llevada a una plaza, donde el sujeto dio rienda suelta a sus bajos instintos.

.
La mujer, de unos 45 años y madre de familia, cuya identidad se guarda en reserva, vestía un traje costumbrista con una pollera luego de terminar de bailar en la avenida Jorge Basadre a la altura de la plaza Quiñones.

.
Alrededor de las 00:00 horas, caminaba en inmediaciones de una plaza cerca de la avenida Jorge Basadre buscando a su hijo, quien también bailó en el pasacalle y le indicó por teléfono que estaba por el lugar.

.
La mujer llegó a la calle Arce Masías, pasando por calles con baja iluminación, cuando una persona desconocida le jaló el brazo desde atrás, llevándola a empujones a una plaza ubicada cerca del centro comercial Polvos Rosados, que la agraviada indicó no conocer.

.
Según la mujer, el varón la lanzó al pasto y la ultrajó sexualmente. Pese a sus gritos y la cercanía a las viviendas, ningún vecino salió a socorrerla, quizá porque muchos estaban durmiendo o por el ruido del concierto de cierre del pasacalle que se realizaba en la plaza Quiñones.

.
Después de la agresión, el violador huyó corriendo del lugar. Luego, la mujer detuvo un taxi pidiendo auxilio, siendo trasladada a la comisaría Gonzáles Vigil poniendo una denuncia por violación sexual.

.
Los agentes realizaron el patrullaje buscando al sujeto por la calle Arce Masías, llegando a la plaza José Olaya, donde se habría realizado el ataque, pero no encontraron a nadie. Ya en la plaza Quiñones, fue difícil reconocer al sujeto entre cientos de personas.

.
La agraviada fue acompañada por sus familiares en la comisaría y fue derivada en un patrullero al Instituto de Medicina Legal.

El Abasto
La Joya

Edición digita

La Joya alteral