Caravelí. Delfín Solís Huamaní (23) fue hallado muerto con múltiples lesiones en su cuerpo. Una banda de ladrones lo apedrearon y le destrozaron la cara para robarle su camioneta.

.
El cadáver estaba atado con una cuerda de pies y manos. Yacía inerte, recostado a un lado de la vía carrozable de ingreso a la mina Eugenia, ubicada a 4 kilómetros de Caravelí.

.
Luciano Solís Casquina (57), padre de la víctima, junto a otros familiares lo encontraron sin vida al mediodía de ayer. De inmediato comunicaron la tragedia a policías de delitos de la comisaría de Caravelí, quienes tras observar al muerto, se comunicaron con el fiscal de la zona, policía de Homicidios, Deprove y peritos de criminalística para las diligencias de ley.

.

.

.
El joven asesinado estaba inubicable desde las 7 horas del martes, cuando realizó a falsos mineros un servicio de expreso en su camioneta color plata de placa V7V-797, desde la mina de Secocha (Urasqui, Camaná) con destino a Minas Eugenia. El joven nunca llegó a su destino.

.
Los familiares y amigos realizaron la búsqueda, sin resultados. El miércoles, en la comisaría de El Pedregal, denunciaron la desaparición, realizando la búsqueda policial por Camaná.

.

fleming

Edición digita

Publicidad