El pasado fin de semana en la ciudad fronteriza de Desaguadero enardecidos pobladores casi voltean a un bus peruano que estaba obstruyendo el paso a los transeúntes que se desplazaban por el puente internacional
Triciclistas y peatones por poco apedrean al bus que se dirigía con destino a la ciudad de La Paz – Bolivia. El hecho ocurrió el pasado viernes 10 de marzo, donde la policía boliviana a empujones y gritos despejó el puente internacional.

PUENTE INTERNACIONAL
El incidente se presenció al promediar las 10:59 de la mañana, cuando triciclistas, comerciantes, entre otros, que transitaban por el puente, se atrincheraron en el puente internacional producto de que el bus internacional Tours Perú, pasaba por el puente.

El bus fue golpeado por los peatones hasta intentaron apedrearlo, pero cuando el ataque empeoraba la policía boliviana tuvo que intervenir para auxiliar la unidad vehicular, que entre empujones y gritos tomaron la autoridad para despejar el paso. Sin Fronteras logró registrar imágenes del enojoso hecho que pasó en la frontera.
Los triciclistas se enfrentaron entre sí, así como los peatones, quienes trataban de cruzar la frontera, muchos de ellos llevando productos de contrabando.
Por otro lado, una policía femenina del estado plurinacional de Bolivia manifestó que comerciantes peruanos no hacían caso, no querían moverse. “Tuvimos que emplear la fuerza para despejar la zona, todo esto era terrible”, indicó.

Los turistas extranjeros, tenían como destino la ciudad de La Paz – Bolivia, pero lo curioso fue que el trato de los bolivianos era mejor que los gritos de los peruanos, quienes incitaban a la violencia. “Ellos son extranjeros y debemos dar preferencia… A un lado compañeros”, exclamaron.
El bus se detuvo pasando un metro al lado boliviano; en el interior, los pasajeros se llevaron el susto de sus vidas, ya que el mismo chofer no podía hacer nada.

Yomax
Velatorio San Jose
inmobiliaria

Edición digita

Velatorio San Jose

Publicidad