Puno. Edson Jáuregui Mercado, quien asumirá la defensa del alcalde de Puno, Iván Flores Quispe, en la denuncia que formalizó la Fiscalía Anticorrupción por el depósito de un donativo para Candelaria 2015 que hizo Backus a una cuenta personal de la exasesora, Ynés Béjar, consideró de ‘exagerada’ la acusación que se le hace a la autoridad edil. “Es una exageración ya que no existe un ilícito penal”, sostuvo.
Adelantó que es falso que el burgomaestre puneño haya dispuesto que el donativo de Backus llegue a parar a una cuenta de Béjar.
Respecto a la prisión preventiva que requerirá en adelante la Fiscalía Anticorrupción, puntualizó que para ello debe haber elementos de convicción graves, fundamentados y cierto grado de excepcionalidad. “Lamentablemente no solo en Puno sino en todo el Perú hay una suerte de prisionalizar a las personas, afectando la presunción de su inocencia… se les priva su derecho a la libertad”, dijo.
No obstante, añadió en caso proceda el pedido de la Fiscalía, se presentarán los elementos que correspondan en la audiencia de ley que aún no fue fijada.
Cabe citar que Jáuregui Mercado actualmente es juez de la Corte Superior de Justicia Puno pero suspendido por inconducta funcional.

inmobiliaria

Edición digita

Publicidad