El Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela decidió que asumirá las competencias del Parlamento, controlado por los opositores, debido a la persistencia del “desacato”, un estatus que el Supremo impuso el año pasado a la Asamblea Nacional (AN, Parlamento) por el incumplimiento de varias sentencias.

.

“Se advierte que mientras persista la situación de desacato y de invalidez de las actuaciones de la Asamblea Nacional, esta Sala Constitucional garantizará que las competencias parlamentarias sean ejercidas directamente por esta sala o por el órgano que ella disponga para velar por el Estado de Derecho”, señaló el fallo del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), acusado por la oposición de servir al gobierno de Nicolás Maduro.

 .

El TSJ declaró en desacato al Legislativo a inicios de 2016, debido a la juramentación de tres diputados opositores cuya elección fue suspendida por presunto fraude electoral. También ha anulado toda las decisiones del ente.

.

La sentencia de la Sala Constitucional de la corte se produjo en respuesta a un recurso de interpretación sobre la Ley Orgánica de Hidrocarburos.

.

 

inmobiliaria

Edición digita

aire acondicionado
Buscas casa

Publicidad