Puno. Debido a la intensa lluvia que se registró en horas de la mañana, la cobertura (techo) del Palacio Municipal de Puno se convirtió literalmente en una ‘coladera’ de agua perjudicando mayormente a la población usuaria que hacía sus trámites en la primera planta.
Poco faltaba para que los usuarios ingresen a las instalaciones de la comuna local con sus respectivas paraguas para protegerse del tremendo gotero.
PROYECTO
En vista de esta problemática, que es recurrente durante las fuertes precipitaciones pluviales, el gerente de Ingeniería Municipal, recordó que en los primeros días de abril iniciará la refacción del cobertor del Palacio Municipal.
Precisó que actualmente el citado proyecto, que se encuentra en la oficina de Planificación y Presupuesto, será derivado a Gerencia Municipal para su posterior aprobación y ejecución.
Este proyecto también incluye la intervención de los servicios higiénicos.
Cabe citar que durante los trabajos de refacción, las oficinas que se encuentran en el cuarto piso serán reubicadas a otros ambientes.

inmobiliaria

Edición digita

Publicidad