Un joven taxista salvó de morir luego del feroz ataque de dos delincuentes, entre ellos un menor de edad, quienes con cuchillo en mano a toda costa pretendían robarle su herramienta de trabajo en un descampado de Totorani.

.

Guillermo Quilca Ramos (23), ayer en la madrugada conducía el taxi de placa Z2T – 061 por el jirón Melgar, cuando de pronto dos varones que estaban en una vereda le silbaron como quien llama a parar un taxi. “Yo me paré más abajo, subieron y me dijeron que los lleve a Totorani. Eran como las 02:40 horas. Ya en la zona, me dijeron que los lleve más allá, que vivían en una cabaña y que me pagarían. Cuando avancé, noté algo sospechoso, el de mi costado miraba al de atrás.

.

Entonces me di la vuelta en ‘U’ y ellos se empeñaban en que lo lleve más allá y de pronto el de atrás me toma del cuello para ahorcarme mientras el de mi costado sacó un cuchillo de la cintura y me incrustó en el estómago. Para fortuna mía, tenía puestas dos casacas y el arma no entró, parece que se dobló”, contó el taxista.

.

Guillermo narró que los malhechores lo golpearon salvajemente hasta dejarlo casi inconsciente.

.

“El de mi costado bajó, se dio la vuelta y cuando querían sacarme del carro yo reaccioné y los empujé para así escapar por la puerta del copiloto. Corrí hacia Totorani. Uno de ellos, el que parecía menor me siguió pero no pudo alcanzarme. El otro trataba de sacar el carro puesto que cuando me ‘cogotearon’, yo pisé a fondo y puse primera y me metí a una cuneta. Por fortuna se apareció un bus del lado de Mañazo y ahuyentó a los delincuentes”, añadió.

.

Los policías de Alto Puno llevaron a Guillermo al hospital de Puno. “Pido que investiguen, que se haga justicia, que los metan a la cárcel. Yo trabajo por mi familia, por mis dos hijos”, dijo entre sollozos el taxista.

.

El Abasto

Edición digita

Canal Universal