Puno. Por las frecuentes precipitaciones varios puntos de la parte baja de la ciudad se han visto afectados, tal es el caso del Paradero Interurbano Zonal Sur ubicado entre la avenida Banchero Rossi y el jirón Inca Garcilaso de la Vega, el mismo que se ha convertido en un verdadero muladar por el constante tránsito peatonal y vehicular.
Además de sopesar ese problema, Javier Ñaca Miranda, gerente de la empresa de transporte Sol Oriente, que presta el servicio de pasajero hacia el distrito de Platería, denunció públicamente al alcalde de Puno, Iván Flores, de encubrir el caos y desorden que cometen varias unidades motorizadas de distintas gerencias que prestan servicio para el distrito de Acora y centros poblados.
“Ellos hacen lo que quieren, al parecer son ahijados, compadres del alcaldes, pues reina la corrupción. Para que ingresen nuevas unidades, la gerencia de la empresa de transporte San Cristóbal cobra 3 mil 500 dólares, es para su propio bolsillo, nadie dice nada”, condenó.
INCUMPLEN RUTA
En otro momento, contó que las empresas que prestan el servicio de pasajeros hacia los centros poblados Tunuhuaya, Iscata, entre otros, no cumplen con su ruta. Pese a ello, las empresas no habrían sido sancionadas por la comuna local.
“No hay principio de autoridad, aquí el responsable de la oficina de Transporte se hace de la vista gorda al igual que la autoridad… tampoco se respeta la distribución de las rampas para las empresas de cada distrito”, finalizó.

inmobiliaria

Edición digita

Buscas casa
aire acondicionado

Publicidad