Juliaca. La ciudad de Juliaca, de un tiempo a esta parte, se ha convertido en una ciudad donde todos pueden hacer lo que les plazca. El problema del caos en el transporte, desorden en el comercio y las invasiones a espacios públicos, es lo que se respira a diario en la ciudad calcetera.
Hoy develamos cómo con el pasar de los días el río Torococha, que parte de la salida a Arequipa, hasta llegar al río Coata va perdiendo su cauce, justamente por ciudadanos inescrupulosos que sin medir las consecuencias se apoderan de las fajas marginales y construyen sus viviendas.
Un claro ejemplo se puede ver cómo un ciudadano, entre las urbanizaciones La Capilla y César Vallejo (salida a Arequipa), desestimando las ordenanzas municipales y sin efectuar el trámite correspondiente para una construcción, levantó su casa en pleno cauce del río Torococha.
Según los vecinos de la zona, antes el cauce de este río contaminado tenía una longitud de 10 metros, las casas se podían construir después de los 8 metros de la faja marginal del río; sin embargo, todo ello no se ha respetado en esta construcción.
Se puede visualizar claramente que el inmueble fue construido prácticamente dentro del cauce del río Torococha, dejando un espacio reducido de escasos metros para que discurra el agua, el mismo que cuando llueve fuerte genera que el agua inunde las casas contiguas.
Frente a este atentado a las fajas marginales del río Torococha, el gerente de Desarrollo Urbano del municipio de San Román, Wilfredo Ventura Dávila, informó que esta entidad nunca ha otorgado licencia de construcción en los márgenes de los ríos, y si existiera solicitud de este permiso siempre ha sido denegado porque no está permitida la construcción a menos de 8 metros del margen del río.

inmobiliaria

Edición digita

aire acondicionado
Buscas casa

Publicidad