Puno. Las zonas inhóspitas del altiplano puneño, allá donde la presencia del Estado es mínima, los pobladores tienen una economía de autosostenimiento; viven de sus minúsculos cultivos y la ganadería de alpacas y algunas ovejas.
En las partes altas como Crucero (Carabaya), Kelluyo y Pisacoma (Chucuito), Capaso y Mazocruz (El Collao – Ilave), entre otras localidades, cada año sufren por las temporadas de gélido frío. En esas épocas se incrementa hasta en 10% la mortandad de fetos y los pastizales escasean.
Las autoridades comunales han solicitado asistencia productiva y sostenible de sus municipios y el Gobierno Regional Puno (GRP), pero recién han sido escuchados.
Estas poblaciones aymaras contarán con una planta clasificadora de fibra de alpaca, donde podrán almacenar 2,500 libras de producto seleccionado y que favorecerá directamente a los distritos de Mazocruz, Capaso, Conduriri y al zona sur de Puno.
La obra fue ejecutada por el Proyecto Especial de Camélidos Sudamericanos (Pecsa) con 669 mil 683 soles de inversión, proveniente del GRP.
beneficio sostenible
El objetivo de esta planta es optimizar la clasificación y almacenamiento y, de esa manera, venderla o procesarla en mejores condiciones, donde los precios por esta actividad se incrementar hasta un cien por ciento, además cuenta con una enfardadora.
La construcción está levantada en un área de 1,500 metros cuadrados y en 480 metros cuadrados está la parte administrativa, servicios higiénicos, vestidores, entre otros.
El consultor del GRP Maximiliano Cornejo inauguró la obra, resaltando que es una de las preocupaciones del gobierno regional asistir a los productores alpaqueros para mejorar sus economías.
En tanto, el director ejecutivo del Pecsa, Samuel Cazorla, recordó que esta infraestructura era añorada por los criadores, precisamente porque podrán comercializar su fibra hasta el doble de su precio, la misma que beneficiará a cinco mil productores de la zona; considerando que la alpaca es su único medio de subsistencia.
TRES PLANTAS MÁS
El presidente de la Federación de Alpaqueros de la Región Puno, Salvador Alejo Tunco, felicitó al Pecsa, por su contribución en el mejoramiento de la calidad de vida de miles de productores de camélidos sudamericanos. “Solicito al gobierno regional la implementación de tres plantas procesadoras en lugares estratégicos de la región, con lo cual se solucionaría los bajos precios de la fibra de alpaca.

inmobiliaria

Edición digita

Buscas casa
aire acondicionado

Publicidad