Bustamante y Rivero. Para sobrevivir entre el emporio de mercados de la plataforma Andrés Avelino Cáceres, un vigilante debe convivir con el insomnio. Sin seguro de salud, sin vacaciones, sin posibilidad de pensión, sin dormir. Todo por mil soles mensuales.

.
Samuel Ticona, “guachimán” de uno de los 60 mercados de esta zona, cuenta que dormir y tener beneficios laborales es un lujo que no está a su alcance. “Una semana trabajas de día y a la otra de noche. Al principio te choca, pero el cuerpo se acostumbra”, alega.

.
Para trabajar no firmó contrato alguno. Tampoco necesitó RUC (Registro Único del Contribuyente). Lo importante aquí es ser mil oficios: vigilar, hacer los mandados de los comerciantes, descongestionar los pasadizos, desalojar a ambulantes y delincuentes con solo un pito y una cachiporra (vara de madera).

.
A veces, cuando por descuido se extravía mercancía, el guardián paga los platos rotos: “Una vez se perdió un saco de cebolla en mi turno. Me descontaron 120 soles de mi sueldo, pero así son las cosas aquí”, narra Alberto Quispe, un vigilante que trabajó para varios mercados de la zona durante 7 años.

.
Aunque por estos mercados recorren miles de soles diariamente, los vigilantes ganan entre S/ 900 y S/ 1.200 por 12 horas de trabajo, aseguran los mismos vigilantes.

.
“Si quieres trabajar, te quedas; y si no, te vas. Así te dicen los dirigentes. Si tienes bocas que alimentar, no puedes decir no”, comenta un vigilante del mercado Metropolitano.

.
En el mercado Virgen de Chapi laboran 4 vigilantes de 4 a 16 horas. Diariamente les pagan S/ 33.00. Así reciben S/ 1,023, y el término “aumento” o “seguro social” no existe.

.

Trabajadores solo cuentan con un pito y una cachiporra para amedrentar a los delincuentes.

.

.
“Por semana, desalojamos al menos tres o cuatro choros (rateros). Ellos no andan así nomás, tienen cuchillos”, comenta preocupado un guardián de este mercado.

.
Metros más arriba, en el mercado Nuevo Amanecer, que reúne a cerca de 80 comerciantes, trabajan 4 vigilantes.

.
“Con el anterior dirigente nos pusimos fuertes y pedimos que respeten las 8 horas de trabajo. Casi nos despiden a todos”, cuenta uno de ellos.
Al final les aumentaron el sueldo a S/ 1.050 con la condición de que se mantenga el cambio de turno: una semana de 7 a 13 horas y a la siguiente semana de noche.

.
Metros más abajo, Mi Mercado (uno de los más grandes de la plataforma) cuenta con 8 vigilantes, también sin beneficios laborales. Ellos no solo cuidan el centro de abastos, sino que custodian también la playa de estacionamiento y camiones que descargan mercadería. Aquí ganan S/ 1.200.

.

TIENEN DERECHOS

.
Para el abogado laboralista Álex Añari, a partir de los tres meses en un centro laboral, un trabajador adquiere derechos: jornada de trabajo de 8 de horas, descanso semanal, remuneración mensual, derecho a un seguro de salud y sistema pensionario.

.
“No por el hecho que sea una asociación (de comerciantes) y no haya un contrato de por medio el trabajador no accede a derechos. Existe el principio de la primacía de la realidad. En este precepto legal, para iniciar un proceso judicial son los hechos los que mandan y no los documentos”.

.

Guardianes también cuidan vehículos en cocheras de mercados.

.

.
La clave, dice el abogado, es que los vigilantes deben presentar un registro de asistencia que firman cada día al entrar y salir del trabajo. Esto permitirá garantizar a los jueces de que existe un vínculo laboral con el mercado.

.
El gerente regional de Trabajo, Carlos Zamata, asegura que desde el 16 de octubre de 2016 ellos fiscalizan a 21.500 pequeñas empresas que tienen entre 1 y 10 trabajadores; sin embargo, no incluyen a las asociaciones de comerciantes.

.
“El año pasado fuimos a los mercados a exhortar el cumplimiento de las normas de trabajo. No hemos recibido denuncias de maltrato laboral de parte de vigilantes”, dice.

.
El funcionario prevé realizar campañas en los mercados en los próximos meses.

.

DEUDAS MILLONARIAS

.
A pesar de la buena cantidad de clientes que reciben semanalmente, los 60 mercados de esta plataforma mantienen millonarias deudas con la comuna de José Luis Bustamante y Rivero por impuesto predial, arbitrios y serenazgo.

.
El área de fiscalización tributaria del municipio bustamantino reportó que hasta diciembre de 2016 estos centros de abastos arrastran una deuda de 4 millones 400 mil soles por impuesto predial y S/ 5 millones 955 mil por arbitrios y serenazgo.

.
Algunos mercados se pusieron al día fraccionando deudas, entre ellos la Federación Central de Trabajadores Ambulantes de Arequipa (Fecetram) y Nueva Esperanza.

.
En el caso de Mi Mercado, los propios comerciantes señalan que los ingresos mensuales solo en la playa de estacionamiento asciende a S/ 3.000 semanal.

.
Ello no incluye los contratos anuales que firman los presidentes de mercados con empresas privadas cediendo las paredes para pegar afiches.

.

inmobiliaria

Edición digita

Buscas casa
aire acondicionado

Publicidad