Ayer al mediodía, el alcalde del distrito de Asillo – Azángaro, René Dimas Chinoapaza Apaza (46), fue trasladado a la carceleta del Poder Judicial tras rendir su manifestación en la Dirección Contra la Corrupción (Dircocor). Él es investigado por el delito de Cohecho Pasivo Impropio y tiene detención preliminar hasta la audiencia de prisión preventiva.

¿DIEZMO EN EFECTIVO?
El 12 de agosto del 2016, la Municipalidad Distrital de Asillo y la empresa Export Perú Global S.A.C. firmaron un convenio, para proveer equipos médicos para el Centro de Salud de Progreso, a un costo de S/ 443 mil.
En diciembre de ese mismo año, la empresa entregó los equipos, pero al solicitar el pago, el alcalde lo condicionó. Según la denuncia, el alcalde habría solicitado S/ 20 mil para que autorice el pago de los cheques.
Al ver que el municipio no pagaba, desde diciembre del 2016 hasta la fecha, determinaron denunciarlo por cohecho pasivo impropio, que en palabras sencillas es extorsión o coima.

Transcendió que lo denunciantes habrían logrado grabar algunas conversaciones, donde se establece la extorsión, estas pruebas sirvieron para que el juez disponga la detención preliminar. Esta denuncia se hizo hace una semana.

FALLÓ LA CELADA
Cabe mencionar que él fue capturado el último domingo saliendo de la Municipalidad de Asillo, esto por tener una orden del Juzgado de Azángaro.
Esta detención debió efectuarse el 31 de marzo, pero aquella tarde, cuando el alcalde debió recibir el dinero, este fue recibido por dos servidores quienes lo botaron al saber que eran billetes.

El caso lo investiga el fiscal anticorrupción, Jorge Astorga Castillo.
Se desconocen detalles de la supuesta extorsión pero ha trascendido que esta se fortalece con grabaciones, que serían pruebas indiciarias. Antes de que se cumplan los tres días de detención preliminar, el fiscal solicitará la audiencia para que dictaminen la prisión preventiva para el alcalde.

inmobiliaria

Edición digita

aire acondicionado
Buscas casa

Publicidad