Arica. El Equipo de Fronteras de la Policía de Investigaciones de Chile interceptó el último martes un colectivo de la ruta Tacna-Arica, que transportaba oculto en su tanque de combustible un total de 41 kilos de cocaína base, sustancia que habría reportado ganancias superiores a los 200 millones de pesos de haber sido microcomercializada en las calles del país.

.
El procedimiento, además, permitió la detención de cuatro ciudadanos peruanos (tres mujeres y un hombre), cuyo comportamiento había logrado llamar la atención de los detectives de la Brigada Antinarcóticos y contra el Crimen Organizado (Brianco).

.
“En este caso, un vehículo era utilizado como transporte de droga, un colectivo peruano. Sus pasajeros, ciudadanos de la misma nacionalidad, venían realizando esta actividad en forma permanente, desde un tiempo a la fecha”, describió el subjefe de la Brianco Arica, comisario Marcelo Rivero.

.
La droga fue hallada en un doble fondo del tanque de combustible. Tras el registro del vehículo, la policía reunió un total de 44 contenedores en un formato sólido, fuertemente compactado, que permite a las organizaciones criminales abultar la sustancia a través de procesos químicos hasta triplicar su cantidad, para posteriormente venderla al menudeo. Se estima que los detenidos esperaban transformar el envío en 120 kilos, con un avalúo de 206 millones de pesos. Las indagatorias apuntan a que esta droga estaba principalmente dirigida a la zona central del país.

inmobiliaria

Edición digita

Buscas casa
aire acondicionado

Publicidad