Al promediar las 05:00 horas de ayer domingo, se cumplió la procesión de Cristo Resucitado al encuentro con su madre, la Virgen María, la misma se realizó en el contorno de la Plaza de Armas de la ciudad de Puno, y estuvo presidida por el párroco de la Basílica Menor de la Catedral de Puno, reverendo Javier Eli Quispe Condori.

La sagrada imagen de Cristo resucitado fue cargada por todos los hombres asistentes y María, la Virgen, por todas las mujeres. Indicó que en el Domingo de Gloria y Resurrección, Jesús, hijo de Dios, quiere traernos la paz y vida a todas las familias. “Él quiere reinar en cada uno de nosotros”; expresó que Jesús, hijo de Dios, venció a la muerte.

En la procesión participaron un gran número de feligreses.  A su turno, el obispo de Puno, monseñor Jorge Carrión, destacó la lectura bíblica en la que Jesús se encuentra con María y es ella quien da testimonio del resucitado. “Lo interesante es el encuentro del resucitado con María y tiene algo en particular pues es la voz de Jesús lo que cambia la actitud de ella y esta es la forma en cómo somos vistos, esa voz la experimentamos en diversos modos”, enfatizó.

 

Yomax
Velatorio San Jose
inmobiliaria

Edición digita

Velatorio San Jose

Publicidad