Juliaca. Realizan una grave denuncia, revelan que se habrían cometido presuntas irregularidades en la II convocatoria CAS- JEC 2017 de la Unidad de Gestión Educativa Local (UGEL) Azángaro, donde el jefe de Personal, Harold Mauro Olazábal Quispe, habría cometido un presunto acto de nepotismo, al favorecer a su pareja, identificada como Lizet Quispe Ramos, de 36 años de edad, con quien tendría un hijo de iniciales D. J. Olazábal Quispe.

Resulta que Quispe Ramos, cónyuge del funcionario de la UGEL Azángaro, actualmente labora como coordinadora administrativa y recursos educativos del centro poblado de Yajchata, de la provincia de Azángaro.
Cabe precisar que la convocatoria se realizó el pasado 13, 14 y 15 febrero del año en curso, y luego de una serie de evaluaciones, la adjudicación se desarrollo el pasado 16 de marzo en el auditorio de la UGEL Azángaro, la supuesta pareja quedó en segundo lugar en el ranking de adjudicaciones.

Personas allegadas a la UGEL azangarina presentaron esta queja, y por temor a represalias prefieren guardar su identidad en reserva.

Asimismo, en la ficha de EsSalud se puede deducir que Lizeth Quispe Ramos registra a su hijo de apellido Olazábal Quispe. Cabe recordar que anteriormente se denunciaron varios casos de irregularidades como estas en los diferentes distintos y provincias de la región de Puno, en algunos lugares estos casos aún vienen siendo materia de investigación.

inmobiliaria

Edición digita

aire acondicionado
Buscas casa

Publicidad