Juliaca. El abogado de la Municipalidad Provincial de Azángaro, Enrique Chipana Callata, informó que el exalcalde azangarino, Efraín Murillo Quispe, no tiene orden de captura pese a que fue sentenciado a dos años de pena efectiva por la Sala de Apelaciones del Juzgado de Azángaro.
Dijo que si bien la Sala de Apelaciones del Juzgado confirmó la pena efectiva, esta no se ejecuta porque el exalcalde tenía 10 días de plazo para interponer un recurso de casación. De declarse improcedente dicho recurso, recién se estaría emitiendo la orden de captura contra el exalcalde.
Entre tanto, Murillo Quispe, sentenciado por la comisión del delito de incumplimiento de deberes funcionales ayer fue visto en las afueras del Poder Judicial de San Román conversando, al parecer, con su abogado.

 

Edición digita

Buscas casa

Publicidad