Un hecho por demás escandaloso se registró el día viernes en la ciudad de Puno. El jefe de Recursos Humanos del Gobierno Regional Puno (GRP), Julio Pedro Gómez Sánchez Ajalla, fue pillado dentro de una cantina.
El bochornoso hecho se produjo al promediar las 12:10 horas en el jirón Ancash 147, donde funciona el huarique conocido como “El Callejón”, donde acuden en su mayoría, funcionarios y empleados públicos.
Unos asiduos concurrentes nos llamaron a eso de las 11:40 horas, indicándonos que minutos antes habría ingresado el susodicho y que se encontraba libando licor junto a unas dos personas, uno de ellos también sería servidor del GRP.

El ingreso de las filmadoras encendidas fue advertida por Gómez Sánchez Ajalla, quien raudo se paró de la silla, cogió su saco y se lo puso, huyendo despavorido.
Los periodistas de Sin Pelos en la Lengua, Sin Rodeos, incluido el de Sin Fronteras, lo interrogamos en el pasadizo, negando lo innegable. “He venido a Indecopi, sino que me dicen que el señor está acá…”, salió apresurado.
Una vez afuera se paró en el frontis de la oficina de Indecopi, aseverando con nerviosismo que vino allí, quizás dejando entrever que se equivocó de lugar, ya que la cantina se ubica precisamente al costado.

“Tengo un proceso de deuda acá en Interbank, he venido a constatar si ya lo han notificado y me dicen que el señor ha salido un ratito, allí me dicen…”, reitera.
No, pero no estaba verificando, usted estaba sentado allí.
¿Dónde?.. Ya bueno, ya.
¿Doctor usted va a negar esto, que estaba…?
No, no, yo no… Es hora de almuerzo… la hora de almuerzo es de doce a una.
¿Pero usted estuvo en una cantina, en una mesa…?
Es una calumnia. Me he acercado allí, a saludar a un amigo; como estaban en grupo ¡hola como estás! y me estoy viniendo. Y allí es donde me aguardan ustedes.
Usted ha salido cuando ha visto a la prensa…
No, no, no… ¿por qué no lo llama al fiscal en este momento y me hace un dosaje etílico?

¿MENTIRA?
En ese momento fuimos al Gobierno Regional para indagar a qué hora salió, ya que presumíamos lo hizo en horario laboral. El vigilante Miguel Mayta nos dijo que no se encontraba, que salió a eso de las 11:30 horas.
Esto fue desmentido por su asistente, quien adujo que acababa de dejar su oficina. Sin embargo mostró en su celular, una llamada de su jefe a las 11:45 horas.y

inmobiliaria
vitplanet

Edición digita

aire acondicionado
Buscas casa

Publicidad