Puno. El último viernes, al promediar las 18:00 horas, Valentina Rodríguez Vilca, de 54 años, fue atada de pies y manos con pasadores de zapatillas, luego asfixiada por desconocidos en las inmediaciones del jirón Zepita N° 145 de la ciudad de Desaguadero.
Según manifestaron algunos testigos, la comerciante estuvo expendiendo whisky por mayor en su tienda, pero al oscurecer los facinerosos ingresaron y la estrangularon.
Tras enterarse del hecho los vecinos comunicaron a la policía de la Comisaría Desaguadero y luego por orden del Ministerio Público de la jurisdicción, quienes determinaron lacrar el inmueble hasta el día siguiente (sábado) en espera de los peritos de la policía.

.
Ayer sábado los familiares y pobladores se molestaron por la demora de los peritos de Criminalística de la PNP.
Las diligencias estuvieron programadas para las 10:00 horas, pero llegaron a las 15:00 horas, al ingresar a la tienda las autoridades policiales realizaron las diligencias y levantamiento de huellas y otras pruebas.

.
Según el representante del Ministerio Público, Eliot Albarrán, ha manifestado que el cuerpo de Valentina Rodríguez fue atado con pasadores de zapatillas. “A simple vista fue asesinada, pero la necropsia de ley determinará otros detalles más”, agregó.

.
Tras el levantamiento del cadáver, la occisa fue trasladada hasta la morgue del Centro de Salud de Desaguadero para realizar la necropsia de ley.
Cabe precisar que Valentina Rodríguez Vilca también fue dirigente del Mercado Bellavista de la ciudad de Puno.

.
Se presume que la hija de la occisa meses atrás se suicidó, puesto que el hombre (policía) con quien convivía tenía su pareja; los familiares de la joven juraron vengarse, por lo que no se descarta que la dirigente del mercado Bellavista haya sido asesinada por los allegados al policía.

fleming

Edición digita

Publicidad