Tacna. Este año la Diócesis de Tacna y Moquegua no aplicaría sanciones a las hermandades organizadas en torno a la fiesta de la exaltación de la santísima cruz. El obispo Marco Antonio Cortez Lara considera que los alferados han entendido que se trata de una festividad religiosa y no de una expresión “grosera”.

.
“Quizá va quedando alguna que otra expresión de la cruz de algunos grupos que todavía tienen el deseo de celebrarlo a la usanza. Pero hay un reclamo casi mayoritario de los alferados, hay ese rechazo de la gran mayoría a una celebración grosera y ofensiva”, sostuvo.

.
Precisó que este año los alferados reciben charlas del sacerdote José Luis Zamalloa de la parroquia Virgen de Copacabana de Alto de la Alianza. Cerca de 25 alferados habrían participado de dichas charlas. Sin embargo, estimó que habría más de mil personas en torno a las festividades de las cruces.

.
El obispo Cortez Lara remarcó a los alferados que no se debe derrochar en festejos cuando hay necesidad en las personas damnificadas por los desastres naturales en el norte del Perú.

.
“Les he dicho que sería una gran contradicción que ustedes se pongan a celebrar de una manera tan escandalosa, derrochando tantas cosas cuando los hermanos del norte siguen sin casa ni nada, y aquí alguien detenta las cosas que tiene. Les he dicho que eso no agrada a Dios”, manifestó.

.
Asimismo, indicó que el año pasado una hermandad fue sancionada por excesos en el desarrollo de su festividad, por lo que este año espera no llegar a sancionar a los alferados. “Estamos a ese nivel de ya no usar ese recurso, porque deberíamos entrar a esa madurez. Ya basta. Entremos por el camino correcto. Mi deber es cuidar que la fe no se corrompa”, precisó.

inmobiliaria

Edición digita

Buscas casa
aire acondicionado

Publicidad