Corire. El menor Matías Valentino Curasi Ticona, de apenas dos años de edad, se ahogó tras caer a un canal de regadío que pasa por detrás de su vivienda. Sus padres lo hallaron 400 metros más abajo, en medio del canal.

.
El lamentable hecho ocurrió al promediar las 10:00 horas, en el anexo de Pitis, ubicado en la parte Este de Corire.

.
El pequeño estaba jugando con sus primos, también menores de edad, lanzando piedras a la acequia. Sus primos lo habrían dejado en el bordo del canal y el menor quiso tirar una piedra de mayor tamaño. El peso de la piedra le hizo perder el equilibrio y cayó a las aguas sin que nadie se diera cuenta. Pereció por sumersión.

.
GRITOS DE DOLOR

.
Por más de una hora, los padres de la criatura, Edy Curasi Tapia y Rocío Ticona Tapara, lo buscaron sin cesar. Temiendo lo peor, lo hicieron por el cauce del canal de regadío. Cuando lo hallaron, a la altura del fundo Cabecera, se oyeron desgarradores gritos de dolor mezclados con llanto.
Matías era el chanaco, la familia tenía dos menores; ayer perdieron a uno de la manera más trágica.

.
CRISTIANA SEPULTURA

.
Los padres se ganan la vida como peones de chacra. Narraron que, aprovechando el día feriado, se pusieron a arreglar y limpiar su casa, ubicada en el anexo de Pitis.

.
“Siempre tiraba piedras a la acequia, pero nunca se acercaba demasiado. Nunca nos imaginamos que ocurriría esta desgracia”, dijo su madre, en medio del dolor por la pérdida.

.
En presencia de la fiscal Romina Velásquez Bolívar, retiraron el cuerpo y lo llevaron hasta su domicilio para velarlo y darle cristiana sepultura. Será hoy en el cementerio de El Pedregal.

.

inmobiliaria
fleming

Edición digita

Publicidad