Cada año cientos de creyentes llegan a Polobaya para solicitar favores y agradecer a la Mamita de Chapi por su ayuda

.

Polobaya. Para ver a la Virgen de Chapi, no importa la edad ni cómo hacerlo. Tienes que llegar.

.
La noche alcanza a cientos de fieles que llegan al sector de Siete Toldos. Allí se proveen de bastones, linternas, velas y caramelos antes de iniciar el viaje.

.
Pronto se alejan de la carretera para cruzar los cerros. Buscan un milagro.

.
Entre ellos va María Mogrovejo, de 80 años. Un bastón le ayuda a mantener el equilibrio y por el lado izquierdo la mano de su hijo Álex Coronado.
“Estoy pidiendo a la Virgen que sane a mi nieto que tiene diabetes”, dice mientras toma un respiro para reponer fuerzas. Son las siete de la noche.

.
Yunter Montoya, su nieto, de 26 años, asiente con una ligera sonrisa. “También es la primera vez que vengo, por mi tío; él nos habló de la Virgen”.

.
Es la primera vez que María, que vive en Lima, recorre los 3 kilómetros que separan a la nada de la Mamita. La Virgen la ha llamado.

.
Su hijo y su nieto radican en Estados Unidos, pero cada 1 de mayo, hace dieciséis años, Álex arriba a Arequipa para visitarla. “Tengo mucho que agradecerle. Me dio a mi hija luego de seis años de casado”, dice sonriente.

.

María Mogrovejo peregrinó desde Siete Toldos junto a su familia pidiendo por su nieto.

.

.

El camino que recorre María, apoyada en su familia, no es fácil. Las lluvias se encargaron de hacerlo más agreste.

.
AGRADECER SIN ZAPATOS

.
Pero eso no le importa a Carol. Dice que el suelo está “heladito” y solo una vez le entró una espina al pie.

.

Desde el 2011 peregrina con los pies descalzos en agradecimiento por lo bien que le va en sus negocios en El Pedregal.

.
“El primer año vine con zapatos y luego descalza. Le pido muchas bendiciones para la familia”, cuenta y esquiva a la vez las piedras apoyándose en un bastón.

.
La noche no dará tregua, el frío se siente como dagas en el cuerpo y apenas son las ocho y media de la noche.

.
Para muchos, parte de su penitencia termina en el sector de Tres Cruces.

.
En el lugar hay tres cruces clavadas sobre un montículo de piedras que forman un pequeño cerro.

.
La gente sube para dejar en la cima -coronada por una imagen de Cristo y los ladrones crucificados con él- sus piedras. Sonia dejó unas piedras que representan sus pecados y por los que pidió perdón.

.
AL FIN, MAMITA

.
El tiempo no existe, apenas es un cálculo que se hace para llegar a verte a Chapi.

.
Son más de cuatro horas de camino. Unas luces se divisan desde el sector de la Escalerilla. ¡Falta poco para llegar!, me digo.

,
A unos 50 metros de la vía asfaltada que conduce al Santuario de Chapi hay una carpa de la Cruz Roja. Al pasar veo a María y a su familia riendo. De seguro pronto su milagro se le concederá.

,
La emoción invade a las almas que al ver a la Mamita frente a su futuro templo, se hunden en oraciones y hasta llantos.

,
El frío, el cansancio, quedan en el olvido. “A tus pies señora cansado llegué”.

,
La devoción a Chapi también mueve a los fieles desde Nasca (Ica). Elizabeth viaja hace 20 años a ver a la Mamita. Acompañada de una imagen, en esta oportunidad pide por la recuperación de su padre Honorato, que sufre de la columna.

,
CONDECORADA

,
El Arzobispado de Arequipa estimó que 230 mil fieles llegaron al Santuario, escondido entre los cerros de Polobaya, desde el 29 de abril al 1 de mayo. Es la cifra más alta y la devoción va creciendo.

.

.

,
Ayer el Congreso de la República la condecoró con la Medalla de Honor en el grado de Gran Oficial en reconocimiento por el fervor y devoción de la población.

,
Durante la celebración principal, dirigida por el vicario general Javier Cárdenas, se pidió a la población cambiar por fe y no por emoción.

,
Me queda preguntar ¿por qué cuando no tenía intención de acercarme a ti, me piden ayudar a bendecir una imagen tuya? Era inevitable, Virgen de Chapi, también toqué tu manto pidiendo bendiciones y agradecida.

.

Virgen de Chapi fue condecorada por el Congreso de la República.

.

,
Hace un año llegué pidiendo consuelo para mi familia, hoy regresé por la nueva vida que nos acompaña.

,

inmobiliaria
vitplanet

Edición digita

aire acondicionado
Buscas casa

Publicidad