Juliaca. En la edición de ayer publicamos el testimonio del exalcalde del distrito de Caracoto, Roger Huacani Payé, quien dejó entrever que el extinto exburgomaestre de Juliaca, David Mamani Paricahua, se habría suicidado la mañana del 8 de marzo en el establecimiento penitenciario de Puno (ex Yanamayo). Como se sabe, Huacani Payé fue el compañero de celda del “Profe” y ofreció una entrevista exclusiva a diario Sin Fronteras sobre la muerte del David Mamani.

.
En la edición de hoy, el destacado psicólogo William Humpiri Castro, refiere que la muerte del “Profe” deja muchas incoherencias, razón por lo cual sugirió llevar adelante una necropsia psicológica para determinar si el exalcalde de Juliaca se suicidó o lo asesinaron.
Dijo que el testimonio de su compañero de celda, Roger Huacani, hace presumir que hubo suicidio, sin embargo, la forma en que murió (degollado y con múltiples cortes) hace sospechar que lo asesinaron.

.
“Esa es la incoherencia que hay en este caso, por un lado los escritos con todas las características de una carta de despedida en un estado emocional sumamente depresivo, lo que no está claro es la manera cómo es que se autoeliminó con demasiados cortes, es demasiada agresividad y violencia, mucho sadismo para consigo mismo, no hay una correspondencia…” refiere el psicólogo Humpiri Castro.
En ese sentido, sostuvo que se debe practicar una necropsia psicológica para despejar las dudas.
“Va a ser fundamental hacer una necropsia psicológica, la cual es un instrumento que pertenece a las pericias psicológicas de tipo forense que se caracteriza básicamente para esclarecer una muerte dudosa, esta pericia va a ayudar a precisar exactamente si hubo suicidio o hubo homicidio en el caso de la muerte del profesor David, ello ayudará a tener elementos más objetivos”, señaló.

.
Dijo que dentro de la necropsia psicológica se tiene que hacer un estudio del lugar donde ha fallecido el exalcalde de Juliaca, se tiene que analizar las versiones de las personas involucradas días antes de su fallecimiento, familiares, abogados, trabajadores del Instituto Nacional Penitenciario (INPE), del señor que vendía mate y sus compañeros de celda.

vitplanet

Edición digita

Buscas casa

Publicidad