Puno. Los oficiales de Aduanas del puesto de control Ojherani, ubicado en la vía Puno – Desaguadero, descubrieron que dos personas transportaban 12 paquetes de alcaloide de cocaína (droga) en dos bolsas de polietileno. La policía acudió al puesto de control aduanero para realizar las investigaciones.

.
Ayer en la madrugada, cerca de las 01:30 horas, el personal de Aduanas intervino a un ómnibus que provenía de la ciudad de Arequipa hacia Desaguadero.
Según fuentes, la mercadería fue hallada en dos bolsas camufladas cerca a un compartimiento del piloto. Los aduaneros, tras tener el indicio de que se trataba de droga, preguntaron quién era el dueño de la ilegal mercadería. Al no obtener respuesta, una de las pasajeras del vehículo sindicó a dos personas sentadas en los asientos 35 y 39, ser las responsables de las bolsas. Los oficiales vieron la actitud sospechosa de estos y los bajaron del carro. Rufina Ñaccha Rodríguez (48), natural de Ayacucho, habría confesado ser la dueña de las bolsas, mientras Rubén Miguel Torres (35), quien sería también natural de Ayacucho, negaba saber lo de las bolsas.

.
Trascendió que ambas personas intentaban deshacerse de dos boletos de viaje propios de ellos. Estos pasajes daban cuenta de que la pareja había partido de Andahuaylas hacia el Cusco.

.
El fiscal dispuso que los policías de Ichu y del Departamento Antidrogas (Depandro), trasladen a la pareja a Puno para seguir con las investigaciones.
Horas después, Rufina Ñaccha, dijo sentirse mal de salud y fue evacuada al hospital de Puno para su atención médica. Ella estaba escoltada por varios agentes. Al cierre de edición el peso de la droga sería de 12 kilos. Los detenidos guardaron silencio.

fleming

Edición digita

Publicidad