Según la Disposición N° 01-2017-MP-ODCI-PUNO/CC, se dispuso iniciar proceso de investigación preliminar, contra Kelli Yesenia Ramos Chahuares, jueza del Tercer Juzgado de Paz Letrado de la Corte Superior de Justicia de Puno, quien fue denunciada por la Presunta Comisión del Delito de Prevaricato. La denuncia fue interpuesta por el ciudadano Felipe de Jesús Bravo Cahuari.

Se sabe que la magistrada impulsaba una demanda de cobro alimentos, solicitado por la ciudadana Margarita Ferrofino Huanca, en contra de Felipe de Jesús Bravo Cahuari.
Según el quejoso, la jueza incurrió en prevaricato pues habría recibido medios probatorios extemporáneos el pasado 27 de marzo y, el 29 del mismo mes, los habría incorporado al expediente judicial. La solicitud de admisión fue registrada por mesa de partes del Poder Judicial con el Nº 9994.

Peor aún, sustenta el litigante, la jueza llevó a cabo la audiencia el día 29 de marzo de este año, con la asistencia de ambas partes, sin antes haber puesto en conocimiento la solicitud que presentó la demandante Margarita Ferrofino al despacho de la magistrada el día 27 de marzo del 2017, dos días antes de la audiencia; con fecha 05 de abril del 2017, a través de su abogado defensor, recién se notifica con la incorporación de medios probatorios de oficio, cuando lo correcto era correrse traslado de la solicitud de admisión de medios probatorios extemporáneos, hecho que vulneró el artículo 429 del Código Procesal Civil, dado que la resolución que incorpora los medios probatorios de oficio es inapelable.

Cabe precisar que la magistrada Kelli Yesenia Ramos Chahuares deberá concurrir hoy 8 de mayo a la Oficina Descentrada de Control Interno de Puno, para brindar sus declaraciones sobre la denuncia que actualmente ya pesa en su contra.
Nos comunicamos con el jefe de Imagen de la Corte de Puno quien no pudo contactarnos con la aludida magistrada.
Si se determina la vulneración del Nuevo Código, la jueza podría ser separada.

Tinajani2017
El Abasto

Edición digita

El abasto2