El Ministerio de Interior en cooperación con el Osiptel desactivará 50 mil equipos de celulares que fueron reportados como robados o perdidos.

.
Así, si el usuario sabe que posee un equipo robado tiene 48 horas para devolverlo al operador, de lo contrario será denunciado por el delito de receptación (conocimiento del delito) ante el Ministerio Público.

.
Para ello recibirá un mensaje que le advertirá que “está en posesión de un celular reportado como robado”. Esta campaña servirá para disminuir la cantidad de teléfonos robados al día. Ospitel denuncia que son más de 6 mil celulares reportados como robados al día. Esa cantidad va a parar al mercado negro, el cual mueve  500 mil dólares mensuales. 

.

Este es el inicio del fin de los teléfonos robados. A partir de hoy, a los 50 mil equipos les va a llegar un mensaje indicándoles que tienen dos días para devolver el equipo. De no hacerlo serán denunciados ante la Fiscalía, la pena va entre 6 y 8 años de cárcel. Esta medida no es contra los ciudadanos, sino para ellos”, dijo el ministro.

.

.

fleming

Edición digita

Publicidad