Juliaca. La denuncia de un presunto maltrato a un niño, perpetrado por una maestra, quien no habría dado permiso para que vaya al baño, provocándole que se orinara en su pantalón, se enferme con neumonía y termine en el hospital, sigue trayendo cola. Esta vez los padres de familia del primer grado, sección “A” de la Institución Educativa Primaria Nº 70542 Santa Bárbara de Juliaca, salieron en respaldo de la maestra aludida.

.
Ellos protestaron en exteriores de la Unidad de Gestión Educativa Local (UGEL) San Román, exigiendo al director de esta entidad, Julio Antonio Jara Aguirre, que la docente identificada como Delia Canaza Pandia no sea cambiada, ya que la denuncia hecha por el padre de familia Marco Coaquira Zeballos, carecería de veracidad.

.
Dijeron que la actitud de la maestra no es como pretende hacer creer el padre denunciante, por el contrario, acusaron a Coaquira Zeballos de ser un padre irresponsable y no estar al tanto de la salud de su menor hijo. Además, este señor no habría cumplido con su deber como padre, ya que hasta la fecha el niño no tendría sus útiles escolares completos.

.
“Estamos exigiendo que permanezca la profesora Delia Canaza, porque de no ser así nuestros hijos se perjudicarían en su educación. Ahora, lo que dice el padre es completamente falso, porque si la maestra tendría una actitud mala, nuestros hijos nos lo contarían; es más, es fácil darnos cuenta cómo es el comportamiento de una persona (maestra)”, manifestó Hermelinda Luque Chambi, madre de familia.

.
“Queremos, además, que se investigue al padre de familia, porque en reunión de padres de nos falta el respeto a todos, quizá el niño recibe maltrato físico y psicológico en su casa, y por ello puede tener un comportamiento tímido y no avise a la maestra para ir al baño”, finalizó el padre de familia.

La Joya
El Abasto

Edición digita

La Joya alteral