Azángaro. Sin Fronteras tuvo acceso a documentos reveladores de la Diócesis San Carlos Borromeo de Puno y de una notaría de la Ciudad Lacustre; si bien no cuestionamos en ningún momento la labor sacerdotal que cumplía en su parroquia de Azángaro con la ciudadanía, el reverendo padre Salvador Apaza Flores, lo que llama la atención es que tiene dos hijos (una niña de 10 años de edad y un niño de 01 año aproximadamente) quienes radican junto a sus mamás en las ciudades de Puno y Juliaca.

.
CARTA QUE
DIRIGE EL OBISPO
En un primer momento el obispo Jorge Carrión Pavlich le menciona al citado sacerdote que el 20 de marzo de este año debe entregar la parroquia de Azángaro a la comisión del Colegio de Consultores, asimismo en varias partes reconoce su labor pastoral en la que hubo un cambio en la feligresía.
En una parte le expresa: “tú no has logrado guardar distancia de tu familia, ciertamente me has dicho que ya no están contigo, pero el vínculo y el compromiso con tu familia es mucho más fuerte que tu compromiso sacerdotal”.

.
El obispo, también le expresa:
“Otro tema que me permito abordar es el de tus hijos, cuando me contaste de tu primer tropiezo, te manifesté que debemos salvar tu compromiso sacerdotal según la cita bíblica… después del escándalo habido con el padre de la madre de tu primera hija, te manifesté que ya no era posible poder confiarte un cargo de confianza en la administración de la Diócesis…sin embargo al enterarme que la relación ha proseguido…en vista de que has engendrado otro niño, corroborado, con disgusto por tus propias palabras…, pero para el servicio sacerdotal esto es un obstáculo y hasta un impedimento en el ejercicio ministerial, “ningún siervo podrá servir a dos señores, porque aborrecerá a uno y amará al otro, o bien se entregará a uno y despreciará al otro”.
En otra parte le pone en claro que el padre pretendería silenciar el caso con protestas.
8 DE MARZO 2008,
ASUME COMPROMISO
“En la ciudad de Puno nos reunimos Salvador Apaza Flores y Brígida C.O. para hablar sobre nuestra hija… de 8 meses de nacida en lo cual ambos somos responsables de la formación como personas en todo lo que respecta a ella, en mi parte como padre de un hijo ….me comprometo delante de ella y de su madre de reconocer cuando tenga 5 años de edad para lo cual llegaremos a un acuerdo entre ambas partes y, por otro lado, me comprometo a pasar mantención de 150 soles lo cual será depositado en una cuenta bancaria, Firmo este documento para dar seguridad a mi hija …. que tanto la amo. Dios me ayude a cuidar de ella”.

fleming

Edición digita

Publicidad