Puno. ¿Sentará un mal precedente? En junio del año 2015 a nivel nacional se difundió el caso del empresario sentenciado a siete años y diez meses de prisión efectiva por el delito de defraudación tributaria, quien nada menos era Carlos Fernández Arizapana, propietario del establecimiento Quinta Recreo La Escondida (local más solicitado y concurrido en la ciudad de Juliaca donde se presentan grupos musicales de renombre), pero este fallo, al parecer, quedará en la nada, donde se cuestiona al Poder Judicial.
Resulta que el pasado jueves 11 de mayo el Juzgado Colegiado de San Román (integrado por los jueces Huallpa Macedo, Mamani Núñez y Díaz Huaytara) le dieron al citado empresario 4 años de pena suspendida.

Nuestras fuentes cercanas a Sin Fronteras se preguntan ¿qué criterio aplicaron los magistrados para llegar a este fallo? Pues no correspondería la confesión sincera (etapa de investigación).

En la última audiencia desarrollada, el también fundador de la Fabulosa Morenada Central, de la Ciudad de los Vientos, reconoció todos los hechos imputados. Es decir, admitió las facturas falsas que utilizó a fin de incrementar el crédito fiscal de su empresa y así evadir el pago de impuestos.
LECTURA DE SENTENCIA

Trascendió que a las 4:00 p.m. de hoy se dará la lectura de sentencia en el Juzgado de San Román sobre el emblemático caso de defraudación tributaria.

inmobiliaria

Edición digita

Buscas casa
aire acondicionado

Publicidad