Puno. Tras el asesinato de Andrea Condori Curasi (63) por parte de su esposo y confeso homicida, Dionisio Mamani Laura (60), se dieron a conocer algunos detalles de este crimen. Según algunas fuentes policiales, Dionicio Mamani habría contactado hace dos años en la ciudad del Cusco, en una feria de carros, al sicario Armando Quispe Tintaya, cuyo nombre para la PNP no está registrado, es decir, sería falso.

Un año después, este personaje le habría confesado a Dionicio hacer ‘trabajitos por encargo’; al parecer el confeso homicida le habría contado sus problemas. Trascendió que en sus declaraciones, Dionicio habría contado a la PNP que ese lunes cerca de las 03:00 de la madrugada, le abrió la puerta al sicario, quien había lanzado una piedrecita a la ventana.

Después, ambos habían ingresado a la habitación de Andrea, quien dormía sobre su cama. El sicario se abalanzó sobre ella, la tapó con una almohada y le asestó el primer cuchillazo. La mujer, reacciona y trata de defenderse pidiendo incluso ayuda a su esposo y, este en lugar de ayudarla, le habría cogido de las manos para que el sicario termine con su trabajo.
El móvil resulta ser aún confuso, pues según Dionicio, habría dicho a la PNP que lo hizo porque ella era celosa y no lo dejaba crecer como persona. La PNP y la Fiscalía investigan el caso.

Tinajani2017
El Abasto

Edición digita

El abasto2