Tacna. Ni firma falsificada ni usurpación de funciones. Luego que los ciudadanos Milton Reynoso y Alfredo Chamorro denunciaron un nuevo caso de falsificación de firma en la copia certificada de la transferencia de compra-venta vehicular del congresista Jorge Castro Bravo a favor de Susana Castro Ticona, la ex jueza de paz de la junta vecinal Vigil Nedy Nina Escobar reconoció ayer que las firmas publicadas en un medio escrito esta semana son de su puño y letra.

.
“He visto el periódico y le puedo decir que las dos firmas publicadas son mías, porque tienen mis rasgos. No tengo el documento a la mano (copia certificada de compra-venta) pero si dicen que el documento es del mes de abril es probable que sea mi firma, y si otorgué una copia certificada es porque el documento existe en los archivos del juzgado”, señaló enfáticamente Nedy Nina.

.
La ex jueza de paz se mostró dispuesta a someterse a cualquier examen pericial para demostrar la veracidad de su firma y haber actuado de manera correcta durante su ejercicio como jueza de paz.

.
“Si usted solicita un peritaje de parte le va a salir a su favor, para hacer un peritaje han tenido que buscarme a mí que soy la supuesta agraviada y no actuar de esa manera. Me extraña que terceras personas digan que me han falsificado la firma. Yo iré a las instancias que corresponda para ver si se falsificó o no mi firma”, sostuvo Nina Escobar.

.

USURPACIÓN

.
Sobre la supuesta usurpación de funciones que habría cometido al firmar la copia certificada de la compra-venta de Jorge Castro a favor de Susana Castro, la ex jueza de paz dijo que ejerció el cargo hasta el 22 de abril del año pasado, negando así haber usurpado funciones.

.
“A mí se me notificó formalmente el viernes 4 de marzo (2016) para que entregue el cargo a la nueva jueza de paz, dándome plazo de 24 horas, sin embargo, el lunes 7 marzo nadie se presentó para la entrega del cargo. Es por ello que fui yo quién pidió se establezca nueva fecha para la entrega del cargo”, sostuvo.

El Abasto
Tinajani2017

Edición digita

El abasto2