Cayma.  El parque San Miguel, de la parte alta de Cayma, se ha convertido en un “nido de borrachos”, según se quejaron los pobladores de las asociaciones San Miguel y 19 de Enero.

.
Los vecinos señalaron que hace casi dos meses el parque está abierto las 24 horas y no tiene vigilancia, por lo que personas de malvivir ingresan y liban al interior.

.
“El parque no tiene ni iluminación adentro y a diario hay jóvenes y adultos que toman, siempre llamamos al serenazgo y como ellos no pueden detenerlos solo los botan por un rato”, señaló una de las vecinas de 19 de Enero.

.
Acusaron que la municipalidad tampoco hace mantenimiento (limpieza y podado) y que solo algunos fines de semana riegan el pasto con agua de cisternas. “Al menos queremos que pongan más iluminación y haya más vigilancia”, pidieron.

.

El Abasto

Edición digita

El abasto2