Puno. Un trágico accidente vehicular enlutó a cinco familias del distrito de San Antonio de Esquilache luego de que un minibús, tripulado por 8 personas, cayera a un abismo de 400 metros. Cuatro fueron los sobrevivientes, entre ellos una niña. El auxilio de las víctimas fue gracias a dos jóvenes que presagiando lo que pueda pasarle a su madre que viajaba en el bus, la siguieron a bordo de una motocicleta.
El último miércoles, el carro de placa X1Z-955, partió de San Antonio hacia el distrito de Yunga en la región de Moquegua. Los pobladores contrataron el vehículo para que los traslade a esa zona para hacer un ‘trueque’, dando carne por frutas. El carro debió llegar antes de las 14:00 horas; sin embargo, aparentemente por una falla mecánica el minibús se despistó y cayó a un abismo en el sector de Arapa, poco antes de llegar a su destino.
Los hermanos Colquehuanca Colque dijeron que tuvieron un mal presagio cuando su madre viajaba, por lo que decidieron seguirla. Ellos alcanzaron el carro, pero nunca imaginaron que este caería al abismo. “Parece que el timón no le respondió y cayó. Mi hermano y yo bajamos rápido y encontramos a mi madre fuera del bus. Había gente regada y el carro estaba en el río Tambo, destrozado. El chofer murió”, dijo Claudio. El joven fue en busca de ayuda hasta la posta de Yunga y luego a Ichuña. Los heridos están en el hospital de Puno. Guillermo Ticona Pérez (30), Grimaldo Víctor Arias (67), José Patina Ticona (75), Rosendo Acero Alarcón (70) y Gozman Álvarez Arana (35), perecieron.

vitplanet
inmobiliaria

Edición digita

Buscas casa
aire acondicionado

Publicidad