Puno. Un joven, que fue a pasar un momento de diversión en una discoteca de la ciudad de Puno, terminó con la pierna rota. Los hechos se registraron de manera dudosa pero trágica, el miércoles al promediar la 01:10 h en el “Memorise”, ubicado en la intersección de la avenida Tacna y el jirón Libertad.
Jhon Brayan Yavira León (21) y unos amigos ingresaron al local nocturno horas antes, y según comenta el muchacho, se tocó con uno de los mozos y al no darle las disculpas, este le habría dado un empujón. “Yo no me iba a dejar, le respondí, en eso vinieron varios, me pegaron, uno me agarró por atrás con una ‘llave’ entre los brazos… sentí un golpe en mi muslo, de repente un dolor insoportable”, contó postrado en la cama 5 de la Unidad de Traumatología del Hospital Manuel Núñez Butrón.
Los agentes de sewguridad no prestaron atención a sus quejidos. “Estaba tirado en el piso, dejaron de patearme, y cuando les dije que me dolía, me cargaron, me arrastraron, me bajaron hasta la puerta, allí me dejaron”. añadió.

Como Jhon Brayan no podía pararse ni tenía celular para llamar a su madre, aguardó adolorido por casi una hora. “El compañero de una amiga me dio su celular, mi mamá vino. Los de seguridad se reían, decía ‘ya párate oe, te haces’, no querían llamar a la ambulancia, mi madre me trajo al hospital en un taxi”.
Marisol León, madre del joven, denunció ayer que el dueño de la discoteca, Wilfredo Rivera, no se había hecho cargo de nada, pero que la denuncia policial ya se había asentado.
Este diario contactó al propietario con la señora, para que busquen una salida y se costee los gastos médicos, ya que no podrían operar a Jhon Brayan hasta el lunes o martes porque no habían cupos.
Rivera dijo que las cosas no habían sido como cuenta el chico, y que este se habría caído solo, además que unas chicas le pegaron, no su personal de seguridad.

vitplanet
inmobiliaria

Edición digita

Buscas casa
aire acondicionado

Publicidad