Puno. El titular del Segundo Juzgado de Investigación Preparatoria de Puno, Yul Riveros Salazar, rechazó ayer la prolongación de prisión preventiva contra Fabio André Ortiz Alarcón, por el cruento asesinato del joven médico Harlam Neyra Vitulas, quien fue abatido de 12 puñaladas el 21 de setiembre de 2016 en la ciudad de Puno.

La audiencia se desarrolló a pedido del fiscal Juan Carlos Mendizábal Gallegos, debido a que el 23 de julio se vence el plazo y no se habrían efectuado las diligencias pertinentes. El inicio del juicio oral está programado para el 4 de ese mes. La medida no fue aceptada al no ser debidamente fundamentada.

El juez dijo a Sin Fronteras que su fallo no pone en riesgo el proceso ya que aún resta mucho tiempo para que se agote el término de prisión, además que la defensa podrá volver a solicitar la ampliación del encarcelamiento, hasta días antes de cumplirse.
A la salida de la audiencia, los familiares y amigos del procesado no permitieron que este medio capte imágenes. Y del mismo modo que ocurrió en setiembre del año pasado, la Policía Judicial lo retiró de la carceleta por una puerta contigua. No se vio al vehículo del INPE, como ocurre cuando bajan a otros reclusos. Notorios privilegios.

¿NO FUE SOLO?
Al mediodía, uno de los amigos de Fabio nos contactó y de manera anónima nos dijo que él le habría asestado dos puñaladas, mientras que el resto y las que provocaron la muerte de Harlam, la produjo uno de sus compañeros.

Aquella trágica noche, Harlan se encontraba con sus amigos Fabio (preso), Luis Miguel Lucano Marrón, Wilmer Gordillo Ticona, Kassandra Estrada García y Junior Pancca Tito.
El joven pidió al fiscal y al juez, investigar bien y hacer que se conozca la verdad.

inmobiliaria
vitplanet

Edición digita

Buscas casa
aire acondicionado

Publicidad