Juliaca. Un 16 de junio del año 2015, las carreteras de la región se tiñeron de sangre, dos trabajadores del Gobierno Regional perdieron la vida en la vía Juliaca-Puno, ellos fueron identificados como Wilber Ramiro Guzmán Quispe (30), entonces jefe del equipo de mecánica del GRP, además el copiloto Justo Medina Incahuanaco (48), los familiares en un principio pensaron encontrar justicia, ahora tan solo ven al responsable de este accidente en total libertad sin cumplir su palabra.

RESPONSABLE
Aquella fatídica mañana la causante de esa desgracia fue la camioneta marca Suzuki color plata de placa de rodaje F1H-691, la misma que era conducida por Víctor Adán Málaga Carcasi, excandidato de la provincia de Sandia por el partido de la “Casita”.

Sin Fronteras pudo comunicarse con Jhony Medina Coyla, hijo de uno de los fallecidos, quien se mostró mortificado por el accionar del presunto responsable de esta muerte. “Éramos amigos del señor Adán Málaga, él estaba en la cárcel, me dijo para arreglar de buena manera, así que firmamos una transacción para que salga libre, pero nunca cumplió”, señaló indignado el familiar, quienes aseguran que ahora son amenazados por Málaga Carcasi.

Para los deudos el dinero no importa, ellos se encuentran preocupados ya que Adán Málaga habría presentado un recurso de casación para anular la sentencia. “Hubo varios delitos y por ello fue internado en el penal, no es justo que ahora pretendan anular la sentencia”, señaló otro de los familiares.
Hoy se cumplen dos años de aquel fatídico accidente que enlutó a dos familias, ahora tan solo piden justicia y que el supuesto culpable no pretenda salir limpio de toda responsabilidad.

vitplanet

Edición digita

Buscas casa

Publicidad