Tacna. Al recordarse ayer el Día del Padre, cientos de personas visitaron el cementerio general para visitar al ser querido que ya no está entre ellas. El ciudadano Mario Mamani Alvarado acude a la tumba de su progenitor hace 67 años de forma ininterrumpida, en el área más antigua del camposanto.

.
Relató que su padre Mario Mamani Colque murió el 30 de octubre de 1950 a la edad de 26 años, asfixiado con un trozo de carne, cuando él apenas tenía un año de nacido, quedándose solo con su madre Carmen Beingolea Salas de Mamani.

.
Mencionó que su padre era de Challaguaya, en la provincia de Tarata, y vino a Tacna cuando era un niño para aprender el oficio de carpintero. “Trabajaba en la carpintería Chacolla, en Dos de Mayo, donde hoy está la escuela Francisco Laso, ahí trabajaba mi padre, era carpintero ebanista, era bien conocido, según me contó mi mamá”, dijo.

.
Mamani Alvarado indicó que cuando era niño venía con su madre a visitar la tumba de su padre y luego fue acompañado por su esposa Guillermina Alvarado Laura con quien está casado hace cuarenta años y tiene un hijo. “Continuaré viniendo a visitar la tumba de mi padre hasta que tenga fuerzas”, afirmó.

.
Instó a la población a visitar y arreglar las tumbas de sus familiares en el cementerio, además recomendó festejar a los progenitores en vida con mucho afecto y en familia.

.
“Yo les digo que los festejen bien con un almuerzo familiar, donde conversen el padre, la madre y los hijos, siempre en familia”, expresó.

.
Como él, los hijos de Gregorio Ccalli Chino visitaron su tumba acompañados de cantantes de música folclórica y bailaron al ritmo del huayno, recordando a su progenitor que falleció en septiembre del año pasado.

.
“Me embarga la nostalgia por ya no estar junto a mi padre en su día. A mí papá le gustaba la música vernacular y las rancheras”, dijo su hija Wilma Ccalli Gutiérrez, quien estuvo acompañada de sus tres hermanos, hijos y nieto.

vitplanet
inmobiliaria

Edición digita

Buscas casa
aire acondicionado

Publicidad