La semana pasada se conoció que el Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento (MVCS), dejó sin efecto el convenio que financiaba la adquisición de una draga para realizar la limpieza de las lagunas de oxidación de Espinar en Puno y la ubicada en Desaguadero. La Empresa de Saneamiento Municipal de Puno (EMSA Puno) debería ejecutar el proceso con un presupuesto de 9 millones 600 mil soles.

La licitación se arrastró desde noviembre del año pasado, cuando el exgerente de la entidad prestadora, Héctor Holguín, anunció la compra, pero luego se supo que esta no se convocó. El alcalde Iván Flores le retiró la confianza y puso en su lugar a Jesús Excelmes Loza, quien debió concretar la adquisición y ante la demora y la declaratoria de desierto, el Ministerio rompió el convenio en mayo.

Sin embargo, luego de trámites en la capital, los directivos de EMSA Puno por fin lograron recuperar esos presupuestos, y lo harían bajo las mismas condiciones iniciales, es decir, como Unidad Ejecutora.

Precisamente hoy viajan a Lima, el alcalde de Puno, Iván Flores; el presidente del Directorio de EMSA, Adolfo Iruri; y el gerente Jesús Excelmes, para concretar el acta de compromiso, en la que textualmente que “… a fin de no afectar la imagen institucional de ninguna de las entidades involucradas, no se resuelva el convenio suscrito y se proceda a la reformulación del SNIP 2283110 (antes 324616), buscando integrar la tecnología propuesta por el Ministerio, a fin de lograr la solución al problema en el más corto plazo”.

GEOTUBOS
El gerente de EMSA Puno, explica que la propuesta del MVCS es que en tanto dure la compra de la draga, que se instalen geotubos y motobombas en las dos lagunas confinadas del Espinar, para que se retiren los lodos con métodos inmediatos.

“Estos geotubos son de un diámetro de 5 metros por 2 metros, se colocan en las orillas de la laguna y mediante bombas se succiona la masa, y se va retirando el agua por el otro ducto, la cual reingresa limpia a la laguna; los lodos se retiran con una mínima humedad. Esta tecnología es más rápida aunque no garantiza el retiro de los lodos a profundidad, por lo que la draga hará el retiro en la parte interior de la laguna”, dijo.

Excelmes Loza aseguró que los lodos de la laguna Espinar y la de Desaguadero deberá ser retirada hasta diciembre de este año. “Es nuestro compromiso, la semana que viene lanzamos el proceso de compra de la draga”, finalizó.

vitplanet
inmobiliaria

Edición digita

aire acondicionado
Buscas casa

Publicidad