Azángaro. Desde tempranas horas del día de ayer, decenas de efectivos de la Policía Nacional del Perú se concentraron en el barrio residencial Rinconada, de la ciudad de Azángaro (salida a Juliaca), con equipos antimotines, lo que causó preocupación a los vecinos.

Minutos después se supo que la presencia de los uniformados era para asegurar el desalojo que se debía cumplirse exactamente en una vivienda ubicada en el jirón Miraflores del mencionado barrio.
Al enterarse del hecho, más vecinos se aglutinaron en la zona pidiendo que no se cumpla tal hecho.

GAS LACRIMÓGENO
Sin embargo, ante la persistencia de los vecinos, los efectivos tuvieron que utilizar bombas lacrimógenas para dispersar a la turba.
El gas causó obviamente daño a los transeúntes y vecinos de la zona, muchos tuvieron que correr desesperadamente por las arterias, algunos de los niños también fueron afectados, ya que esta zona esta habitada por decenas de ciudadanos.

RESTRICCIÓN A LA PRENSA
La prensa no tuvo acceso a la zona, pero se conoce que se trataría de un desalojo a la propietaria de una vivienda, quien habría tenido aparentemente deudas con una financiera, que supuestamente habría rematado el inmueble.

NO LOGRARON
PROPÓSITO
Hasta el cierre de nuestra edición aún no se ejecutaba el desalojo, pero sí al parecer las autoridades quieren hacer cumplir sus órdenes.

inmobiliaria
vitplanet

Edición digita

aire acondicionado
Buscas casa

Publicidad