Tras permanecer por varios días con paradero desconocido, el presunto responsable de haber encerrado a los dos jóvenes Jovi Herrera (21) y Jorge Luis Huamán (19), quienes murieron en el incendio ocurrido en la galería Nicolini, en Lima, se presentó ayer en la sede de Seguridad del Estado, en Pueblo Libre.

.

Jhonny Coico Sirlopu, conocido como “El gringo”, se presentó en la sede policial acompañado de su esposa Vilma Zeña Santamaría para entregarse y rendir sus declaraciones, sin embargo salieron en libertad luego de que la séptima fiscalía nacional de turno decidiera citarlos a declarar el próximo lunes 3 de julio.

.

Según comentó la fiscal encargada del caso, María Elena Hinostroza, ambos dejaron la sede, porque no están en calidad de detenidos y es su derecho elegir declarar en presencia de un abogado de su elección. “Es parte de su derecho constitucional de defensa y se han hecho las coordinaciones para que se les cite el día lunes”.

.

.

.

.

.

Edición digita

Buscas casa

Publicidad