Cercado. Hace 2 meses los ancianos abandonados de la zona de influencia de la comisaría de Palacio Viejo (Cercado) reciben clases para aprender a leer y escribir. Gracias a un convenio entre la comisaría y la Facultad de Educación de la Universidad Católica Santa María, 25 estudiantes del 5to año educan a los ancianos.

.

El suboficial PNP Víctor Acrota, representante de la Oficina de Participación Ciudadana (OPC), dijo que todos los sábados asisten entre 80 y 120 ancianos y niños de extrema pobreza.

.

Primero reciben un desayuno que consiste en chocolatada, pan con mantequilla y otros alimentos que son donados por las asociaciones de vecinos de la zona y entidades públicas que los apoyan. “Ya no solo vienen del centro, ahora también hay ancianos y niños de las zonas marginales de la ciudad”, explica el suboficial. Por eso piden más apoyo a instituciones benefactoras y que se interesen por ofrecer una mejor calidad de vida para los menos favorecidos.

.

La comisaría de Palacio Viejo realiza este tipo de actividades hace 10 años. “Nosotros empezamos con los desayunos todos los sábados porque veíamos muchos ancianos abandonados. Y consideramos que nuestro deber como policías era apoyarlos”, cuenta Acrota. Los interesados por apoyar a esta causa pueden acercarse a la comisaría de Palacio Viejo con comida, ropa o cualquier otra ayuda.

fleming

Edición digita

Publicidad